La importancia de cerrar ciclos y cómo esto influye en tu salud

Durante nuestra vida hemos vivido situaciones que nos han marcado y nos han impactado nuestros pensamientos, sentimientos y opiniones.

Todos estos eventos que no procesamos adecuadamente, van generando una acumulación de sustancias, pensamientos, creencias y acciones que se van guardando en nuestro ser y en nuestra mente. Cuando tienes una emoción, el cuerpo libera sustancias químicas en tu cuerpo que generan una reacción congruente a dicha emoción. Cuando la emoción se va diluyendo, el mismo cuerpo se encarga de eliminar el exceso de sustancias químicas producidas para volver al estado de equilibrio. Ahora, ¿Qué ocurre si la emoción es sostenida en el tiempo y por un periodo de tiempo largo o indeterminado? El cuerpo comienza a acumular dichas sustancias una y otra vez, sin un espacio para descargarse. Por lo tanto, tu cuerpo está cada vez más lejos del estado de equilibrio, ya que cada vez necesita más y más tiempo para eliminar el exceso de sustancias en él. Y ¿Qué crees que podría ocurrir en tu cuerpo? Estos excesos comienzan a tener una carga emocional y física que se puede manifestar en la salud, en tus relaciones y hasta en tu forma de actuar.

Aquí es donde toma gran importancia el tomar conciencia de aquellas cosas que están ocurriendo en nuestro cuerpo y en nuestra vida de manera repetitiva que nos están cargando (o sobre cargando) de aquello que no nos apoya. Cuando aprendes a identificar estos patrones, puedes cerrar ciclos para liberarte de esas cargas y empezar un nuevo capítulo libre de peso.

¿Por qué es importante cerrar ciclos en el momento correcto?

Lo ideal, es cerrar un ciclo justo cuando adquirimos el aprendizaje de lo vivido para llevarlo con nosotros y avanzar. Ahora, el momento que tu decidas cerrarlo es el momento correcto, pues es tu guía interna la que te lleva a dar ese paso para un nuevo comienzo. Sin embargo, te podemos decir que entre más tiempo tomes en cerrarlo de manera consciente, más tiempo vas cargando con la carga de ese ciclo y se te hace más difícil avanzar ligero a lo siguiente. El tiempo no cura todas las heridas, puede cerrar la herida de manera superficial, pero no sanarla realmente.

¿Escuchas a tu cuerpo?

A veces nos enfermamos cuando pasamos por situaciones tristes o estresantes, nuestro cuerpo, por lo general, manda señales de que algo no está bien y requieres un reajuste ya que nos estamos lastimando directa o indirectamente. Por eso, la invitación es a tomar un tiempo a escucharte para que puedas hacer consciencia de aquello que ya no te hace bien o que ya cumplió su ciclo en tu vida. Tu cuerpo es sabio, ¡escúchalo! Aprende a identificar esas señales de tu cuerpo.

¡Hoy es el día de tomar acción y dejar aquello que te pesa para avanzar!

Si tú decisión es vivir una vida feliz y en armonía, recuerda que tus acciones de hoy determinan el futuro de mañana.

Aprende a cerrar ciclos este 21 de noviembre.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Habla con nosotros vía WhatsApp.
Lideres Visión Colombia
¡Hola!👋 Habla con nosotros ahora y recibe atención personalizada.